Blog 7 – “La película está buena pero el guion es malo” (o buscando excusas para hablar de guion)

Me encanta entrar en materia, el Guion. Hoy en día, todos sabemos de todo y podemos opinar de todo… yo hablo de fútbol, y no tengo la más mínima idea de este deporte, salvo que lo inventaron los ingleses, que Argentina salió campeona dos veces y España una, y que el Barça le colocó 5 goles al Madrid el otro día… Aparte de estos datos incisivos, poco más. Pero considero que respecto al guion audiovisual tengo una formación bastante sólida, así que me permitiré la libertad de escribir algunas líneas.

Generalizando un poco, mucha de la gente que dice la frase del título (la película está buena pero…) es la que va a ver una película porque los distribuidores la vendieron utilizando alguno de estos argumentos: “del director de tal …”, “de los productores de …”, “de los creadores de aquella …”, y a veces incluso, los nombres de los autores son desconocidos para la mayoría del público “de palomitas”.

Tema a importante tener en cuenta: el guion no es sólo la historia, sino la historia más forma en la que ésta se expone. Entre los ingredientes importantes de un buen guion, debe haber una buena historia que contar, y que el tema sea interesante para nuestro público; y si no lo es, nosotros, los guionistas, debemos hacer que lo sea ¿Cómo conocemos la Historia de EEUU, a veces incluso, mejor que la de nuestros países? Porque el cine estadounidense buscó diferentes maneras de contarnos la historia de su país a través de sus películas y series: “Forrest Gump”… (y la lista puede ser infinita). Seguro que si explicaran que “Forrest Gump” es una película de Historia, mucha gente ni se acercaría a las salas.

Intentaré exponer con un ejemplo la diferencia entre guion e historia.

Entra un ladrón en una casa del barrio, y roba un objeto que su dueño no quiere denunciar, pero su vecina sí denuncia el robo.

Punto de vista de la vecina: “Seguro tiene algo que ocultar, ese tipo siempre me pareció raro”
La vecina se lo cuenta al camarero del bar de abajo de la finca, este opina: “Un día que salí muy tarde, lo vi entrando a las 3 de la mañana con otro hombre bastante extraño”

Podríamos tener varios puntos de vista más desde otros personajes típicos y pintorescos de barrio, o contarlo desde el punto de vista del damnificado: Entra a su casa, ve todo revuelto, corre al baño y levanta una baldosa. El objeto no está. Se estremece. Quizá su vida dependa de ese objeto.

O podríamos contarlo desde el punto de vista de la policía: “Su vecina nos cuenta que han entrado a su domicilio ¿no tiene nada que denunciar?”. Los policías sospechan que ese hombre tiene algo que ocultar.

Como se puede apreciar en este ejemplo, cada una de las elecciones o sus combinaciones, daría lugar a una secuencia diferente, incluso de género diferente. El guionista tomará la postura de narrador y seleccionará la opción que considere más adecuada para contar este acontecimiento. El espectador, sólo verá una secuencia que puede gustarle o no, pero a simple vista, no sabrá nada del guion, sólo verá lo que resulta del mismo (más lo que aporten el Director y todos los componentes del equipo de rodaje y producción).

Un guion tiene una sola finalidad, convertirse en una película. Si un espectador corriente no tuvo la oportunidad de leer el guion de la película que está viendo, difícilmente pueda determinar si este era malo o no. Pero una persona habituada a trabajar conociendo el lenguaje audiovisual, sí puede deducir si el guion es bueno o no, por la forma en la que se presentan los personajes, detalles de la puesta en escena y la exposición del tema, entre otras cosas.

Con todo esto, quiero concluir, que no se debe confundir historia con guion, que un espectador (de palomitas o no) experimentado puede llegar a deducir si la película que está viendo tiene un buen guion de base, y que el trabajo del guionista tiene ciertas complejidades que no se limitan a exponer una historia sin más, sino que hay un lenguaje audiovisual que nos hará tomar determinadas decisiones sobre la exposición de un tema.

Imagínense cómo contaría el partido del otro día un aficionado del Barça y uno del Madrid ¿Veríamos la misma película?

Christian Tasso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .